Es obligatorio llevar gafas deportivas de alta calidad en un variedad de actividades. Propiedades visuales o mecánicas a menudo son importantes, no sólo por su seguridad, sino también para el adecuado disfrute del deporte. En el deporte paralímpico de Goalball, por ejemplo, las gafas deben bloquear completamente al usuario de toda percepción visual. Además, algunas gafas están diseñadas con propiedades térmicas para ayudar a prevenir que  el interior de la lente se enfríe demasiado y se empañen. La calidad de estas gafas se basa en la capacidad de los fabricantes de fabricar componentes plásticos inyectados en moldes sin imperfecciones y la serie CEAST SmartRHEO es una ayuda vital en el logro de este objetivo.

Las imperfecciones debido a una mala implementación de la inyección del molde comprometen las gafas y su uso efectivo. Fracturas en el material fundido inducen a concentración de tensiones que inhiben la durabilidad; solidificación rápida que provoca insuficiente llenado del molde provocando malestar e inhibe el aislamiento. También la degradación térmica puede afectar las propiedades físicas de las gafas, haciéndolas más débiles. El reómetro capilar CEAST SmartRHEO simula los procesos de moldeo mediante la imposición de una velocidad de cortadura definida para termoplástico fundido. Se mide la presión experimentada por la masa fundida, y se puede determinar la estabilidad o inestabilidad del flujo.

Los datos producidos a partir de la ejecución de ensayos tales como la norma ISO 11443 y ASTM 3835 utilizando la CEAST SmartRHEO son de una inestimable ayuda en el diseño del molde y para la investigación, así como para la selección apropiada de los termoplásticos. Los parámetros de procesamiento pueden ser optimizados de esta forma, y las decisiones sobre el diseño son más fáciles por la simulación de índices de cizallamiento. Por ejemplo, se puede determinar que el material es estable o inestable bajo condiciones de tratamiento o corre el riesgo de sufrir degradación térmica.

Uno de los problemas experimentados durante el proceso de fluidos no-newtonianos es el inflado al atravesar el capilar o boquilla. Es donde el fluido exhibe propiedades elásticas - normalmente imposible en fluidos ideales. El fluido se comprime en la cámara y al salir de la boquilla recupera sus proporciones originales. Este efecto puede ser medido utilizando un accesorio para el reómetro capilar, que utiliza rayor láser para determinar el ancho del hinchado del material fundido al pasar por el capilar o boquilla. La versatilidad del reómetro capilar es extensa; los ensayos de PVT requieren sólo un capilar taponado y mide los efectos de las variables de presión y de temperatura y volumen en el líquido; mientras que los ensayo de conductividad térmica miden la transferencia de pulsos térmicos a través del fluido. Esta información es útil para la prevención de errores de diseño que resultarían en insuficiencia de llenado, tensiones residuales y distorsiones.

Lee mas ...