La norma ISO 180 define el método usado en péndulos de ensayo para determinar la resistencia al impacto de una probeta de plástico sujeta en posición vertical. El ensayo es utilizado para evaluar la resistencia de materiales, típicamente plásticos. A menudo es utilizado en aplicaciones de control de calidad al ser un ensayo rápido y económico pero es usado más como método comparativo que como método definitivo. La norma define diferentes parámetros de ensayo según el tipo de material de la muestra así como el tipo de entalla practicadas en ellos. Aunque similar a la norma ASTM D256 (Resistencia de Plásticos por Impacto de Péndulo Izod) los ensayos son significativamente diferentes y por ello no son intercambiables.

Para cumplir con los requerimientos de la norma recomendamos utilizar nuestro Péndulo CEAST 9050 – tanto en una versión manual o motorizada además del útil de soporte, apoyos de tamaño correctos y martillo. Para comprender a fondo como se comportará el material cuando es expuesto a temperaturas inferiores al ambiente es recomendable incluir en la configuración nuestro Cryo Dispensador o Criobox. Adicionalmente un martillo instrumentalizado y nuestro Sistema de Adquisición de Datos le permitirán identificar e investigar el modo de rotura y el historial de los impactos.

Las probetas ensayadas pueden ser entalladas o sin entallar. Para asegurar la correcta preparación de la entalla en la probeta sugerimos utilizar nuestra entalladora Motorizada Notchvis o la entalladora Automática con la adecuada cuchilla que consiga la entalla correcta definida en la norma de ensayo.

Recomendamos revisar la norma de ensayo para comprender completamente la preparación del ensayo, procedimiento y los resultados requeridos así como los requerimientos de preparación de la probeta.

Lee mas ...